Conócenos

Leche, manos habilidosas, dedicación y mucha pasión

El Maestro quesero en una de las fases de la elaboración de los quesos

Soy Salvatore, un napolitano en Castilla. Zucca es la unión de dos mundos, el de mi compañera Ana y el mío.

La tradición culinaria italiana de la que provengo, me ha hecho confiar siempre en la comida simple y honesta. Crecí a la sombra del Vesubio; sus fértiles tierras proveían la mesa de mi casa de extraordinarias frutas y verduras, y nuestros animales nos proporcionaban leche, huevos y carne. Por supuesto, el queso siempre estaba presente. Ir a comprar mozzarella para saborearla fresca era todo un ritual familiar. Desde que vivo en España, conseguir ese sabor y textura ha sido un anhelo. Echaba de menos la autenticidad de los quesos que compraba en Italia y de los que solo encontraba réplicas industriales.

Por eso decidimos instalarnos en la Tierra de Pinares castellana y comenzar a hacer nuestros propios quesos. Partimos de lo rural, de la tierra y los animales de esta comarca, para conseguir maridar esa esencia italiana con la increíble materia prima local y el talento culinario de nuestros clientes.

Manos del maestro quesero mostrando bolas de queso

Nos gusta pensar que hacemos arte con el queso. Nuestros productos no solo están buenos, sino que también provocan un deleite visual, cercano a lo artístico. Participamos del concepto de slow food, que ensalza el placer gastronómico. Para nosotros, ese placer está relacionado con todos los sentidos, desde la vista hasta el tacto. Tocar esas pieles suaves de nuestros quesos, esas tiras que se desgranan cuando abres una trenza, provoca ese “placer sensual” y ese “goce lento y prolongado” que proclama el manifiesto de la slow food.

Nuestra filosofía…

Local

La leche procede de una pequeña granja cercana a nuestra quesería que comparte nuestros valores de autenticidad y calidad. Contribuimos a fijar la población rural y al mantenimiento de la tradición ganadera y las iniciativas rurales.

Tiempo

La técnica que utilizamos, el hilado de la leche, es un proceso complejo y muy delicado. Cada queso debe nacer de las manos del maestro quesero quien lo dota de forma, uno a uno, como si fuera un artista con su obra.

Innovación

Aportamos nuevas ideas partiendo de las tradicionales técnicas queseras italianas. La versatilidad de los quesos de pasta hilada permite dar rienda suelta a toda nuestra creatividad.


Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios

Si continúa navegando, o al pulsar ACEPTAR, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en: Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies